Seleccionar página

“La Industria del turismo, es la única Industria que puede abarcar otras Industrias, es una actividad económica transversal, que genera miles de empleo a lo ancho del mundo, tanto de manera primaria, secundaria y terciaria. Es la única Industria, que es capaz de generar una economía a gran escala y también de “chorreo”. Cómo Industria puede transformar otras Industria a economías sociales y ecológicas”

 

Llegué al mundo del turismo por casualidad. Y, aun así, mi primera apreciación estaba asociada a viajes. Cuando entré a este pequeño mundo que abre millones de puertas para nuevos caminos mirados de cientos, a veces miles, de aristas, pensaba que la Industria se resumía a Líneas Áreas, Agencias de Viajes y Hoteles. Vaya sorpresa al encontrarme que no, no era así. Más aún, fue decepcionante darse cuenta lo mal valorado que son los profesionales del área.

Solo habían transcurrido 2 años, desde que habían declarado los 8 OBJETIVOS DE MILENIO, en donde un concepto lo resumía todo: SOSTENIBILIDAD, concepto desconocido para muchos y mal usados por otros tantos.

SOSTENIBILIDAD, que maravillosa palabra, hasta el día de hoy, cada vez que la escuchó, leo, escribo y pronuncio, seduce más y más. Me doy cuenta de que solo una palabra, tan simple y sencilla, comprende MIL MILLONES DE OPORTUNIDADES a los turistas, poblaciones locales, destinos, agentes públicos y privados, sociedad civil y muchos más.

La industria del Turismo es mucho más que, mi mal apreciada opinión de hace un poco más de una década. A mi juicio, la Industria del turismo, es la única Industria que puede abarcar otras Industrias, es una actividad económica transversal, que genera miles de empleo a lo ancho del mundo, tanto de manera primaria, secundaria y terciaria. Es la única Industria, que es capaz de generar una economía a gran escala y también de “chorreo”. Cómo Industria puede transformar otras Industria a economías sociales y ecológicas.

La Industria del Turismo es capaz de mover millones de turistas anualmente por uno u otro motivo, pero que nos está demostrando que cada vez el turista está más adelantado que la misma Industria, al exigir productos acordes a la sostenibilidad, productos responsables socialmente, con conciencia. Es la Industria, los empresarios, emprendedores, mipymes, los que deben comprender que sus prácticas y sus economías deben ser 100% sostenibles y que solo así dejarán un impacto positivo en las poblaciones locales y en los destinos.

Es de vital importancia, y acorde con los tiempos que vivimos, y más aún después de la Declaración de los 17 OBJETIVOS DEL DESARROLLO SOSTENIBLE, volcar, o por lo menos hacer el real esfuerzo y aunar fuerzas y conciencias para que la Industria del Turismo esté a la altura y que sea una real contribución a estos objetivos. Que no pasen 15 años más, como ha ocurrido con los #ODM, y que se tengan que proponer nuevos objetivos, porque los líderes mundiales, locales, agentes, sociedad civil no se compromete de manera real y tangible para contribuir con su grano de arena y así seguir sumando y superar las mil millones de oportunidades que presenta la Industria de Turismo.

En este post no se puede mencionar MILL MILLONES DE OPORTUNIDADES, pero una Industria Turística desarrollada sosteniblemente no solo contribuirá a los 17 #ODS sino que preserva, conserva, protege, realza y enriquece las culturas locales, empodera en todos los sentidos, mejora calidades de vida, nos relaciona con nuestro entorno de otra manera, pero principalmente contribuye a una equidad e igualdad de géneros.

Por otra parte, los turistas que compran destinos y/o servicios sostenibles,  viven experiencias con otro nivel de satisfacción el cuál supera todas las expectativas, lo cual se traduce en un desafío a los productos y/o servicios mantener su oferta con una capacidad de carga adecuada y controlada para no ver destinos superando los límites que puedan tener y causando molestias a la población local.

Sin duda alguna, la Industria Turística presenta más de mil millones de oportunidades, presenta un modelo de conservación, preservación y protección a nuestro entorno y nos invita a ver el sistema como un ECO y no como un EGO.

Marta Lorenzini V.
Ing. En Turismo, esp. en Sostenibilidad