Seleccionar página

Desde que se habló de “Sostenibilidad” por primera vez en el año 1987, por la ministra noruega Brundtland, el término se ha uso y mal usado en varios ámbitos, no siendo ajena la industria del turismo.
Pues quizás, el “desarrollo Sostenible”, término acuñado en y adoptado en Río 92, donde más aplicaciones, no solo teóricas, sino que prácticas también, es en la Industria del Turismo. La Sostenibilidad aplicada en la Industria del Turismo, no solo es directa, sino que tiene un efecto de cascada inimaginable, ya que está es la única industria, que abarca prácticamente todos los sectores económicos de manera indirecta.
Ya ha sido demostrado por más de 10 años, a través de UNWTO y otras entidades, que si la “sostenibilidad” es planificada y desarrollada de manera responsable, incluyendo de manera activa y participativa de la sociedad civil, tiene profundo impactos positivos en términos económicos y medioambientales, siendo capaz de mejorar ampliamente la calidad de vida de los habitantes.
A casi 30 años de que se hablará sobre sostenibilidad por primera vez, ésta pareciera ser en algunas ocasiones una utopía, pues todo el mundo habla sobre esto y los grandes beneficios que conlleva desarrollar la vida bajo sus estándares, pero pocos somos, por parte de la sociedad civil, los capaces de alzar la voz y realizar esfuerzos reales y concretos para concientizar que es una herramienta fundamental para la conservación de nuestra casa, el planeta, para lograr una sociedad equitativa e igualitaria en derechos y deberes tanto para mujeres como para hombres, mejorar calidad de vida de diversas poblaciones locales y sectores en los 5 continentes, es un arma de preservación de nuestro patrimonio material e inmaterial, el cual es obligación de todo ser preservarlo y resguardarlo, no solo de nuestras autoridades de turno.
Si todo lo anterior ya está demostrado, entonces ¿Por qué no se utiliza? ¿Por qué no se aplica? ¿Será porque el modelo económico actual se enfrentaría a una caída estrepitosa? La economía emergente es una economía colaborativa que está basada primero en el beneficio de la población o de las personas y después en las utilidades que pueda reportar.
Hace 15 años atrás, Naciones Unidas, declaro 8 OBJETIVOS DEL DESARROLLO DEL MILENIO, de los cuales 4 estaban ligados directamente con la Industria del Turismo (1, 3, 7 y 8), y que toda persona que trabajase en Sostenibilidad en la Industria del turismo, debía tenerlo claro, pero en reiteradas ocasiones nos han preguntado “¿Qué son los ODM?”, entonces vuelven las preguntas, si están hablando de sostenibilidad, cómo no es de conocimiento popular algo tan importante.
Durante el 2015, se ampliaron a 17 OBJETIVOS DE DESARROLLLO SOSTENIBLE, de los cuales TODOS IMPACTAN DE MANERA DIRECTA LA INDUSTRIA DEL TURISMO, entonces es deber de todos los que trabajamos en esta industria aplicarlos de manera correcta para aportar nuestro grano de arena y así sumar a la meta.
La instancia está, ahora solo queda trabajar de manera colaborativa para co crear un mundo mejor con el fin de preservar, conservar y proteger nuestra casa…. El planeta¡¡